viernes, 22 de octubre de 2010


cerré los ojos y baje la cabeza hasta que sus dedos tocaron mi mejilla, ahora ya podia dormir,ya podria creer que todo iba a salir bien, tal vez no fuera mas que otro sueño, pero estábamos en el lugar donde se nos permita soñar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario