viernes, 15 de octubre de 2010




quizas nuestro verdadero destino es estar siempre en camino, mirando hacia atrás con tristeza y hacia adelante con impaciencia y siempre anhelando descanso y siempre sin reposo; pues siempre es un camino sagrado aquel cuya meta se desconoce y que,sin embargo, se sigue con perseverancia, tal y como ahora nosotros caminamos esta noche la oscuridad y el peligro, sin saber lo q nos espera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario